Follow by Email

jueves, 22 de diciembre de 2011

Reflexión

Yo soy una chica que se pasa la mayor parte del día pensando. NO en el tuenti o en el facebook (que ni siquiera tengo) como casi toda la gente que conozco. Y creo que es mejor así. Aunque sea la única en todo el instituto que no tiene tuenti. Pero no me importa. ¿Por que no tengo tuenti ni facebook? Porque no y punto.
En estos últimos días antes de las vacaciones de Navidad, han pasado muchas cosas. Cosas que me han gustado y otras que no tanto. Supongo que pensareis que el que se hayan terminado las clases, esta en mi lista de cosas que me han gustado. Pues no. El simple hecho de pensar que tendré que aguantar a mis estúpidas primas casi cada día, me revuelve el estómago.
En muchas de mis reflexiones, me he sorprendido a mi misma. Nunca me había dado cuenta de lo sabia que puedo llegar a ser. Estas son algunas de ellas:

-Lunes, 19 de Diciembre.
Ese día no pasó nada en especial. ¡Ah sí! Tuve un examen de castellano. Era facilísimo. Por la tarde (como no tenia deberes y me aburría mogollón) me puse a hacer magdalenas de chocolate. ¡Y me quedaron de rechupete! Mi hermano se zampó media docena :) Reflexión del dia: Si te aburres, haz magdalenas.

-Martes, 20 de Diciembre.
Ese día fue muy triste. Una despedida me amargó el día. Odio las despedidas. Sobre todo si tengo que decir adiós a un amigo. Sabía que algún día tendría que despedirme de él. Pero es que el tiempo ha pasado tan rápido... Al principio me auto convencí de que no seria un adiós para siempre. El mundo es un pañuelo. Aunque mi amigo...pues...no estaba tan seguro de ello. Y cuando por la noche, tumbada en la cama (mi sitio preferido para reflexionar), me puse a pensar en ello, yo tampoco lo estuve. No me había parado a pensar que ya no volveria a verle en el colegio y no podria hablar más con él. No me habia parecido tan triste cuando me despedia de él en el instituto. Pero ahora... "La vida es un asco" recuerdo que pensé antes de quedarme frita. Aunque hay que ser obtimista. Me dijo que pondria comentarios en el blog. Ya veremos si lo hace... Reflexión del dia: Nunca digas "adios", di "hasta pronto" sinó lo pasaras fatal.

-Miércoles, 21 de Diciembre.
El miércoles todos los alumnos del instituto fuimos de excursion al cine a ver "Las aventuras de Tintin". Perdón, queria decir, "Les aventures del Tintin" ya que la película estaba en Catalán. En la sala me partia de risa porque una amiga mia que se sentaba a mi lado, no paraba de pensar en voz alta diciendo: "Por fa, que se siente aquí, por fa, por fa, por fa...". Se referia a un profesor que, según ella, es "lo más guapo que se pasea por la corteza terrestre". Claro, al final el profe no se sentó a nuestro lado. Y mi amiga se pasó lo que quedó de excursión enfurruñada. Reflexión del día: Impide que tus amigas se enamoren de alguien inalcanzable, y si puedes evitarlo, tu tampoco.

-Jueves, 22 de Diciembre (o sea, hoy)
Hoy ha sido el último dia de clase. Hemos cantado, bebido chocolate caliente ( y yo con una camisa blanca, menos mal que no ha habido ninguna desgracia al final) y nos han dado las notas. Y como estoy super orgullosa, voy a decir lo que he sacado: un BIEN, dos NOT y... ¡¡¡OCHO EX!!! ¡Estoy que no quepo en mi de alegria! Después del instituto he ido a recoger a mi hermanito al colegio y a ver a mis profesores del año pasado. Mi ex-tutora me ha dicho que no me reconocia sin las gafas. Como ahora llevo lentillas. Ja, ja. Reflexión del día: el instituto no es tan dificil como creia y... ¡estoy guapisima sin gafas!

Bueno, pues hasta aquí mis reflexiones. Lo se son muy de cachondeo pero... es que yo soy así :)

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cuentan por los pasillos...

Esta es la segunda historia que publico hoy. Es que estoy triste y cuando estoy triste me inspiro más fácilmente.Es una historia sin continuación. Puede que más adelante cuelgue más como esta.

En mi instituto se cuentan muchas historias. Desde profesores muertos por el error de un alumno en el laboratorio los cuales vagan por el instituto en forma de espíritus y por la noche matan a alumnos que pasan por allí, hasta muertes súbitas de alumnos en pleno examen. Hay un poco de todo. Podría recopilarlas todas y crear un Best Seller. Pero hoy solo voy a contar una. La historia de un chico con poca suerte en el amor.
Sara Martín era un estudiante de tercero de ESO. Acababa de mudarse y no conocía a nadie. Era muy guapa y con carisma. Esas cualidades la ayudaron a ganarse un lugar en su clase. Al menos entre los chicos.
Como ya he dicho no conocía a nadie y por eso se pasaba los patios sola observando a los demás mientras se reían con sus amigos. 
Pero un día un chico, que parecía ser un año o dos más mayor que él, se le acercó y dijo.
-¿Quieres compañía, preciosa?
-¿Depende de a que te refieras?-contestó ella- Ni siquiera te has presentado.
-Sí es verdad. Soy un maleducado. Me llamo Jake. 
-Así está mejor. Yo me llamo…
-…Sara Martín, lo se. Bueno ¿puedo hacerte compañía?
-Humm…esta bien.
Sara y Jake hablaron durante lo que quedó de patio y descubrieron que tenían mucho en común. A los dos les gustaba dibujar, cantar, escuchar música y las historias de miedo.
Pasaron los días y Sara y Jake se hicieron muy amigos. Puede que demasiado amigos. Jake empezó a enamorarse de Sara. Aunque tenia miedo de confesar su amor porque sabia que Sara no sentía lo mismo.
Pero un día decidió probar suerte. Al terminar las clases, se llevó a Sara a una pequeña plaza que había al lado del instituto y allí dio el primer paso
-Sara, hace y anuos mese que somos amigos ¿no es así?
-Sí. Tu eres mi mejor amigo, Jake.
-Pues esa es la cuestión. Sara, yo no quiero seguir siendo solo tu amigo. Te quiero Sara, como algo más que amigos. ¿Que me dices? ¿Quieres salir conmigo?
-Jake, yo…-a Sara le costaba encontrar las palabras. No quería herir a su amigo- Lo siento pero…no siento lo mismo. Aunque quiero que sigamos siendo amigos. ¿Vale?
-Esta bien-dijo Jake fingiendo despreocupación- Amigos entonces.
-Sí.
Sara pensó que después de ese momento tan embarazoso todo volvería a la normalidad. Pero no fue así.
Jake empezó a faltar a clase. Primero un día a la semana. Después dos. Tres. Cuatro. Hasta que llegó un momento en el que no asistió más a clase.
Sara empezó a preocuparse y decidió preguntarle a la directora.
-Perdone-dijo Sara entrando en el despacho de la directora.
-¿Sí?-respondió la directora.
-¿Puedo hacerle una pregunta? Es sobre un alumno.
-¿Que alumno es ese?
-Jackson Sergés. Verá hace días que no asiste a clase y…
-Déjame que lo compruebe-la directora miró en su enorme ordenador- ¿a que curso va?
-A cuarto de ESO.
-Que raro…Aquí no sale ningún Jackson Sergés. Espera voy a mirar si… ¡Ajá! Aquí está. Jackson Sergés. Efectivamente va a cuarto de ESO…mejor dicho, IBA a cuarto de ESO.
-¿Como que iba?
-Jackson Sergés venia a set instituto hace veinte años. Ahora señorita vallase de aquí antes de que me enfade por haberme molestado con sus tonterías.
-Pero es imposible. Si estaba conmigo.
-¡Vallase!
Sara se fue. No porque estuvieran a punto de ponerle un amonestación por haberle gastado una broma (que no era broma en absoluto) a la directora. Tenia que ir a la biblioteca. Tenia que comprobar si la teoría que le rondaba en la cabeza era verdad. La directora no había mencionado nada pero todos esos años de afición a las historias de miedo tendrían que haberle servido para algo.
-¿Tiene usted periódicos de hace  veinte años?-le preguntó a la bibliotecaria.
La pregunta le sonaba estúpida hasta a ella. ¿Como iban a guardar periódicos de hace veinte años? Pero la bibliotecaria l sorprendió preguntando:
-¿De que dia?
-Todos los que tenga.

Pasaban las horas y Sara se había leído la mitad de los periódicos que la bibliotecaria le había dado. Y por fin llegó al que ella había estado buscando. 
Casi ala final de todo se podía leer el titular: "Encuentran a adolescente ahorcado en un instituto". Y más abajo ponía: "Amigos de la víctima declaran que unos días antes de suicidarse, le había declarado su amor a un de sus amigas y esta le había rechazado. Añaden que el joven les había dicho el mismo día del trágico suceso que y ano quería seguir viviendo más con ese dolor en el corazón". 
Sara no podía creerlo. A pié de pagina había una foto del difunto y era él. Era Jake. Pero si Jake había muerto entonces… ¿quien era el chico con el que había estado hablando el tiempo del patio desde hacia mese y al que había considerado su amigo? 

Unos días después Sara fue encerrada en un psiquiátrico ( porque por las noches hablaba sola, aunque ella decía que estaba con un amigo que venia a visitarla. Pero cuando sus padres hachaban una ojeada no había nadie) en el que pasó sus últimos meses de vida antes de ahorcarse en su habitación. Al parecer dejó una nota sobre su cama diciendo: "Papa, mama, no os preocupéis. Me ha pedido si quería salir con el. Esta vez le he dicho que sí. Pero algún día volveré. Y si os preguntáis de don de he sacado la cuerda os diré que me la ha traído un amigo".

La Princesa Espectral cap.7

Bueeeeeeeeeno aquí está  el capitulo siete. Ya avisé de que tardaría en colgarlo y di una excusa. Pero bueno. Se lo dedico a Gabriela, Xisca y Raquel, las mejores amigas del mundo  :)

Corbus y yo seguimos caminando por el largo pasillo. Pasábamos por delante de muchas puertas. Cada una tenia un titulo que, como en muchas otras series, estaba en inglés. "A Carlos le encantaría esto" pensé "Disfrutaría echándome en cara que no se lo que significan".
Al final del pasillo había una enorme puerta con el titulo: Library. Yo esperaba encontrarme una simple biblioteca colma que hay en el instituto: una par de mesas, ordenadores y cinco o seis estanterías repletos de libros. Pero no. Detrás de la puerta no había una biblioteca. Allí, enfrente de mis ojos, estaba el paraíso. Bueno. Es el paraíso para alguien a quien le guste tanto leer como a mí.
Esa habitación era tan grande como un campo de fútbol. Las paredes estaban forradas de estanterías de unos diez metros llenas hasta los topes de libros. Allí dentro debían de estar concentrados todos los libros escritos hasta ahora. Y en el centro de la habitación, dos grandes sofás de cuero rojo bastante antiguos, una mesita de madera entre ellos que tenia una pila de libros encima de ella.
-Siéntate Violet-me dijo Corbus.
Yo me senté con mucho cuidado por si acaso los sofás prehistóricos decidían jugarme una mala pasada.
-Lo primero que voy a  hacer es preguntarte…¿que son los Cazadores de Sombras?
Me hundí en el sofá a modo de respuesta. No tenia ni idea.
-No ¿verdad? ¿Lo ves como no lo sabes todo?
-¡¿Como voy a saberlo si en la serie nunca lo han dicho?!
-Vale, tranquila. Yo te lo explico. Es una especie de historia de amor. Tu sabes que los espectros atacan a los humanos para robarles sus almas y volver a la vida ¿no?
-Sí.
-Y que los Cazadores de sombras…
-…son unos humanos con poderes especiales que les permiten eliminar a los espectros y proteger a los humanos. A parte de que pueden tele transportarse, levitar, controlar l amante de los espectros o de cualquier otra cosa. 
-Si que es verdad que sabes bastante de Monster Necklace.
-¡Vaya, por fin te has dado cuenta!
-Pues habiendo aclarado esto, te cuento la historia. Hace cientos de años, un pequeño pueblo italiano fue atacado por unos espectros que arrasaron con todo. El pueblo quedó desierto y los espectros llenos aunque, afortunadamente, no consiguieron volver a la vida. Mientras los demás espectros se iban a arrasar otro pueblo, uno de ellos olfateó un alma viva y fue a buscarla. Y en una pequeña casita, encima de una cama y envuelto en mantas, encontró un bebé, de no muchos días de vida, llorando desconsoladamente. Estuvo a punto de quitarle su joven alma. Pero al mirar a los ojos a ese infante, quedó paralizado. Esos ojos almendrados tan grandes y brillantes le recordaron a alguien. ¿Sabes a quien?
-¿A quien?
-A su mujer. Al mirarle a los ojos recordó que su mujer estaba embarazada cuando el murió. Y también recordó que esa era su antigua casa. Ese bebé era su hijo. ¿Y que padre en su sano juicio mataría a su hijo? Y sabiendo que los espectros podrían volver, tenia que protegerle.
-¿Y que hizo?
-Pues se metió dentro de él. Los espectros, para robarles el alma a los humanos se meten dentro de ellos. Pues ese espectro hizo lo mismo pero en lugar de comerse su alma, se fusionó con ella. Él creía que desde el interior de su hijo podría protegerle. Pero hizo mucho más. Al fusionarse con el alma del niño la transformó por completo. Y no solo su alma, todo su cuerpo cambió. Se volvió más resistente. Mucho más fuerte. Hasta el punto que nada podía hacerle daño. Aunque le disparasen mil veces, le tiraran por un precipicio o cualquier burrada que se te ocurra, él no moriría. Y claro como su estructura molecular y ano era la de un humano cualquiera, la de sus descendientes tampoco. 
-Entonces ¿ese bebé fue el primer Cazador de Sombras? 
-Exacto.
-Y él se convirtió en inmortal, por eso los Cazadores de Sombras lo son también.
-Bueno…
-Bueno ¿que?
-No son del todo inmortales.
-¿Que?
-Aunque sean medio espectros, también son medio humanos. Y los humanos son mortales.
-¿Y como se les puede matar?
-Verás ese bebé llevaba puesto un collar cuando su padre se fusionó con él. Y no se muy bien por que, después de haberse transformado, su alma se metió en ese collar. Desde ese momento estaba vinculado a ese collar. Si se lo quitaran moriría al instante. Ademas en ese colar se encontraban sus poderes. Y puede que te parezca extraño pero los Cazadores de Sombras, nacen con ese collar puesto, porque allí dentro se encuentran su alma y sus poderes. Quitarle el collar a un Cazador de Sombras es la única manera de matarle, porque , como ya te he dicho, son medio humanos, y los humanos no pueden vivir sin alma.
-Vaya. Es un poco ridículo que tu vida dependa un un collar.
-¿Ridículo? puede ¿real? mucho.
-Corbus...- dijo una voz que salía de entra las sombras.
-¡Margaret!¡No me des esos sustos mujer!¡Que ya no estoy para sobresaltos!
La mujer a la que pertenecía la voz salió a la luz y se sentó a mi lado. Era una anciana. Llevaba puesto un vestido del siglo XVIII blanco con unas flores estampadas de color beis en la parte de abajo.
-Te lo mereces por no haberme dicho que tenemos visita.
-Violet, esta es mi esposa Margaret. Margaret, esta es Violet.
-Encantada de conocerte Violet.
-Igualmente- respondí cortesmente. 
-¿que querías Margaret?- preguntó Corbus como si le molestara la presencia de su mujer.
-Nada. Es solo que os he estado escuchando y quería decirte que te dejes de rollos de una vez y que le cuentes a esta pobre niña lo que de verdad le interesa.
-¿Y que es?
-Quién es y qué hace aquí.

Pronto (bueno, cuando pueda) capitulo 8